Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2009

Eclesiástico 3:2-7

[2].Porque el Señor quiso que los hijos respetaran a su padre, estableció la autoridad de la madre sobre sus hijos. [3].El que respeta a su padre obtiene el perdón de sus pecados; [4].el que honra a su madre se prepara un tesoro. [5].Sus propios hijos serán la alegría del que respeta a su padre; el día en que le implore, el Señor lo atenderá.
[6].El que respeta a su padre tendrá larga vida; el que obedece al Señor será el consuelo de su madre. [7].Servirá a los que le dieron la vida como si sirviera al Señor.

(((Eclesiastico 3)))

Colosenses 3:12-21

[12] Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. [13] Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo. [14] Por encima de esta vestidura pondrán como cinturón el amor, para que el conjunto sea perfecto. [15] Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos. [16] Que la palabra de Cristo habite en ustedes y esté a sus anchas. Tengan sabiduría, para que se puedan aconsejar unos a otros y se afirmen mutuamente con salmos, himnos y alabanzas espontáneas. Que la gracia ponga en sus corazones un cántico a Dios, [17] y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. SOBRE LA OBEDIENCIA [18] Esposas, sométanse a sus maridos como conviene entre cri…

Lucas 2:22-40

[22] Asimismo, cuando llegó el día en que, de acuerdo a la Ley de Moisés, debían cumplir el rito de la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, [23] tal como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. [24] También ofrecieron el sacrificio que ordena la Ley del Señor: una pareja de tórtolas o dos pichones. [25] Había entonces en Jerusalén un hombre muy piadoso y cumplidor a los ojos de Dios, llamado Simeón. Este hombre esperaba el día en que Dios atendiera a Israel, y el Espíritu Santo estaba con él. [26] Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no moriría antes de haber visto al Mesías del Señor. [27] El Espíritu también lo llevó al Templo en aquel momento. Como los padres traían al niño Jesús para cumplir con él lo que mandaba la Ley, [28] Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios con estas palabras: [29] Ahora, Señor, ya puedes dejar que tu servidor muera en paz como le has dicho. [30] Porque mis ojos …

El último domingo de Adviento

Imagen
La Iglesia nos invita a acoger con disposición la voluntad del Señor en nuestra vida, siguiendo el ejemplo de nuestra Madre Santísima. Por ello, en este cuarto domingo, las lecturas bíblicas y la predicación dirigen su mirada a Ella, y como recibe con humildad el anuncio del nacimiento de su Hijo. Este domingo se nos invita a "aprender de María y aceptar a Cristo, que es la Luz del Mundo", teniendo por signo el encendido de la cuarta vela de la Corona de Adviento, en espera a la fiesta de Navidad.Los cristianos hemos renovamos el deseo de recibir a Cristo por medio de la oración, el sacrificio, la generosidad y la caridad con quienes nos rodean, es decir, procurando ser mejores en nuestra vida para recibir a Jesús. Es decir, no sólo recordamos la trascendencia histórica de la natividad del Señor, sino también la promesa de su regreso definitivo para abrirnos las puertas de su Reino Celestial.De ahí, el llamado de nuestro pastor diocesano a vivir el recibimiento del Niño Jesú…

Miqueas 5:1-4

[1] Pero tú, Belén Efrata, aunque eres la más pequeña entre todos los pueblos de Judá, tú me darás a aquel que debe gobernar a Israel: su origen se pierde en el pasado, en épocas antiguas. [2] Por eso, si Yavé los abandona es sólo por un tiempo, hasta que aquella que debe dar a luz tenga su hijo. Entonces el resto de sus hermanos volverá a Israel. [3] El se mantendrá a pie firme y guiará su rebaño con la autoridad de Yavé, para gloria del Nombre de su Dios; vivirán seguros, pues su poder llegará hasta los confines de la tierra. [4] El mismo será su paz. Cuando Asiria invada nuestra tierra y pise nuestro suelo, le opondremos siete pastores, ocho de nuestros jefes.

Hebreos 10:5-10

[5] Por eso, al entrar Cristo en el mundo dice: Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, sino que me formaste un cuerpo. [6] No te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado, [7] entonces dije: Aquí estoy yo, oh Dios, como en un capítulo del libro está escrito de mí, para hacer tu voluntad. [8] Comienza por decir: No quisiste sacrificios ni ofrendas, ni te agradaron holocaustos o sacrificios por el pecado. Y sin embargo esto es lo que pedía la Ley. [9] Entonces sigue: Aquí estoy yo para hacer tu voluntad. Con esto anula el primer orden de las cosas para establecer el segundo. [10] Esta voluntad de Dios, de que habla, es que seamos santificados por la ofrenda única del cuerpo de Cristo Jesús.

Lucas 1:39-45

[39] Por entonces María tomó su decisión y se fue, sin más demora, a una ciudad ubicada en los cerros de Judá. [40] Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. [41] Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo [42] y exclamó en alta voz: «¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! [43] ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor? [44] Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas. [45] ¡Dichosa tú por haber creído que se cumplirían las promesas del Señor!»