Colosenses 3:12-21

[12] Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. [13] Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo. [14] Por encima de esta vestidura pondrán como cinturón el amor, para que el conjunto sea perfecto. [15] Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos. [16] Que la palabra de Cristo habite en ustedes y esté a sus anchas. Tengan sabiduría, para que se puedan aconsejar unos a otros y se afirmen mutuamente con salmos, himnos y alabanzas espontáneas. Que la gracia ponga en sus corazones un cántico a Dios, [17] y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. SOBRE LA OBEDIENCIA [18] Esposas, sométanse a sus maridos como conviene entre cristianos. [19] Maridos, amen a sus esposas y no les amarguen la vida. [20] Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque eso es lo correcto entre cristianos. [21] Padres, no sean pesados con sus hijos, para que no se desanimen.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Siracides 13