Entradas

Mostrando las entradas de 2009

Eclesiástico 3:2-7

[2].Porque el Señor quiso que los hijos respetaran a su padre, estableció la autoridad de la madre sobre sus hijos. [3].El que respeta a su padre obtiene el perdón de sus pecados; [4].el que honra a su madre se prepara un tesoro. [5].Sus propios hijos serán la alegría del que respeta a su padre; el día en que le implore, el Señor lo atenderá.
[6].El que respeta a su padre tendrá larga vida; el que obedece al Señor será el consuelo de su madre. [7].Servirá a los que le dieron la vida como si sirviera al Señor.

(((Eclesiastico 3)))

Colosenses 3:12-21

[12] Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. [13] Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo. [14] Por encima de esta vestidura pondrán como cinturón el amor, para que el conjunto sea perfecto. [15] Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos. [16] Que la palabra de Cristo habite en ustedes y esté a sus anchas. Tengan sabiduría, para que se puedan aconsejar unos a otros y se afirmen mutuamente con salmos, himnos y alabanzas espontáneas. Que la gracia ponga en sus corazones un cántico a Dios, [17] y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. SOBRE LA OBEDIENCIA [18] Esposas, sométanse a sus maridos como conviene entre cri…

Lucas 2:22-40

[22] Asimismo, cuando llegó el día en que, de acuerdo a la Ley de Moisés, debían cumplir el rito de la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, [23] tal como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. [24] También ofrecieron el sacrificio que ordena la Ley del Señor: una pareja de tórtolas o dos pichones. [25] Había entonces en Jerusalén un hombre muy piadoso y cumplidor a los ojos de Dios, llamado Simeón. Este hombre esperaba el día en que Dios atendiera a Israel, y el Espíritu Santo estaba con él. [26] Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no moriría antes de haber visto al Mesías del Señor. [27] El Espíritu también lo llevó al Templo en aquel momento. Como los padres traían al niño Jesús para cumplir con él lo que mandaba la Ley, [28] Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios con estas palabras: [29] Ahora, Señor, ya puedes dejar que tu servidor muera en paz como le has dicho. [30] Porque mis ojos …

El último domingo de Adviento

Imagen
La Iglesia nos invita a acoger con disposición la voluntad del Señor en nuestra vida, siguiendo el ejemplo de nuestra Madre Santísima. Por ello, en este cuarto domingo, las lecturas bíblicas y la predicación dirigen su mirada a Ella, y como recibe con humildad el anuncio del nacimiento de su Hijo. Este domingo se nos invita a "aprender de María y aceptar a Cristo, que es la Luz del Mundo", teniendo por signo el encendido de la cuarta vela de la Corona de Adviento, en espera a la fiesta de Navidad.Los cristianos hemos renovamos el deseo de recibir a Cristo por medio de la oración, el sacrificio, la generosidad y la caridad con quienes nos rodean, es decir, procurando ser mejores en nuestra vida para recibir a Jesús. Es decir, no sólo recordamos la trascendencia histórica de la natividad del Señor, sino también la promesa de su regreso definitivo para abrirnos las puertas de su Reino Celestial.De ahí, el llamado de nuestro pastor diocesano a vivir el recibimiento del Niño Jesú…

Miqueas 5:1-4

[1] Pero tú, Belén Efrata, aunque eres la más pequeña entre todos los pueblos de Judá, tú me darás a aquel que debe gobernar a Israel: su origen se pierde en el pasado, en épocas antiguas. [2] Por eso, si Yavé los abandona es sólo por un tiempo, hasta que aquella que debe dar a luz tenga su hijo. Entonces el resto de sus hermanos volverá a Israel. [3] El se mantendrá a pie firme y guiará su rebaño con la autoridad de Yavé, para gloria del Nombre de su Dios; vivirán seguros, pues su poder llegará hasta los confines de la tierra. [4] El mismo será su paz. Cuando Asiria invada nuestra tierra y pise nuestro suelo, le opondremos siete pastores, ocho de nuestros jefes.

Hebreos 10:5-10

[5] Por eso, al entrar Cristo en el mundo dice: Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, sino que me formaste un cuerpo. [6] No te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado, [7] entonces dije: Aquí estoy yo, oh Dios, como en un capítulo del libro está escrito de mí, para hacer tu voluntad. [8] Comienza por decir: No quisiste sacrificios ni ofrendas, ni te agradaron holocaustos o sacrificios por el pecado. Y sin embargo esto es lo que pedía la Ley. [9] Entonces sigue: Aquí estoy yo para hacer tu voluntad. Con esto anula el primer orden de las cosas para establecer el segundo. [10] Esta voluntad de Dios, de que habla, es que seamos santificados por la ofrenda única del cuerpo de Cristo Jesús.

Lucas 1:39-45

[39] Por entonces María tomó su decisión y se fue, sin más demora, a una ciudad ubicada en los cerros de Judá. [40] Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. [41] Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo [42] y exclamó en alta voz: «¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! [43] ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor? [44] Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas. [45] ¡Dichosa tú por haber creído que se cumplirían las promesas del Señor!»

Salmo 98

[1] Entonen al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas, la salvación provino de su diestra, de su brazo de santidad. [2] El Señor dio a conocer su salvación, les hizo ver a los paganos su justicia, [3] se acordó de su amor y fidelidad en favor de la casa de Israel. Todos, hasta los confines del mundo, han visto la salvación de nuestro Dios. [4] ¡Aclamen al Señor, toda la tierra, estallen en gritos de alegría! [5] ¡Canten con la cítara al Señor, con la cítara y al son de la salmodia, [6] al son de la trompeta y del cuerno aclamen el paso del Rey, el Señor! [7] ¡Rujan el mar y todo lo que contiene, el mundo y todos los que lo habitan! [8] Aplaudan los ríos y los montes griten de alegría delante del Señor, porque ya viene, porque ya viene a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia y a los pueblos según su derecho.

Juan 1

LA PALABRA DE DIOS SE HIZO HOMBRE
[1] En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba ante Dios, y la Palabra era Dios. [2] Ella estaba ante Dios en el principio. [3] Por Ella se hizo todo, y nada llegó a ser sin Ella. Lo que fue hecho [4] tenía vida en ella, y para los hombres la vida era luz. [5] La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron [6] Vino un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. [7] Vino para dar testimonio, como testigo de la luz, para que todos creyeran por él. [8] Aunque no fuera él la luz, le tocaba dar testimonio de la luz. [9] Ella era la luz verdadera, la luz que ilumina a todo hombre, y llegaba al mundo. [10] Ya estaba en el mundo, este mundo que se hizo por Ella, o por El, este mundo que no lo recibió. [11] Vino a su propia casa, y los suyos no lo recibieron; [12] pero a todos los que lo recibieron les dio capacidad para ser hijos de Dios. Al creer en su Nombre [13] han nacido, no de sangre alguna ni por ley de la carne, …

Iglesias Visitadas

Esta es la lista de las Iglesia que he estado visitando y disfrutando.

Isaías 60

LA GLORIA DE YAVÉ AMANECIÓ SOBRE TI
[1] Levántate y brilla, que ha llegado tu luz y la Gloria de Yavé amaneció sobre ti. [2] Mientras las tinieblas cubrían la tierra y los pueblos estaban en la noche, sobre ti se levantó Yavé, y sobre ti apareció su Gloria. [3] Los pueblos se dirigen hacia tu luz y los reyes, al resplandor de tu aurora. [4] Levanta los ojos a tu alrededor y contempla: todos se reúnen y vienen a ti; tus hijos llegan de lejos y tus hijas son traídas en brazos. [5] Tú entonces, al verlo, te pondrás radiante, palpitará tu corazón muy emocionado; traerán a ti tesoros del otro lado del mar y llegarán a ti las riquezas de las naciones. [6] Te inundará una multitud de camellos: llegarán los de Madián y Efá. Los de Sabá vendrán todos trayendo oro e incienso, y proclamando las alabanzas de Yavé. [7] Todos los rebaños de Cedar se reunirán junto a ti, y los carneros de Nebayot serán tuyos para ser ofrecidos en mi altar, pues quiero dar esplendor al templo de mi Gloria. [8] Oh, ¿q…

Mateo 14 22-36

[22] Inmediatamente después Jesús obligó a sus discípulos a que se embarcaran; debían llegar antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. [23] Jesús, pues, despidió a la gente, y luego subió al cerro para orar a solas. Cayó la noche, y él seguía allí solo. [24] La barca en tanto estaba ya muy lejos de tierra, y las olas le pegaban duramente, pues soplaba el viento en contra. [25] Antes del amanecer, Jesús vino hacia ellos caminando sobre el mar. [26] Al verlo caminando sobre el mar, se asustaron y exclamaron: «¡Es un fantasma!» Y por el miedo se pusieron a gritar. [27] En seguida Jesús les dijo: «Animo, no teman, que soy yo.» [28] Pedro contestó: «Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti caminando sobre el agua.» [29] Jesús le dijo: «Ven.» Pedro bajó de la barca y empezó a caminar sobre las aguas en dirección a Jesús. [30] Pero el viento seguía muy fuerte, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Entonces gritó: «¡Señor, sálvame!» [31] Al instante Jesús extendió la mano y …

Numeros 12 1-13

MIRIAM Y AARÓN SE PONEN CELOSOS DE MOISÉS[1] Miriam y Aarón murmuraban contra Moisés porque había tomado como mujer a una Cuchita (del territorio de Cuch). [2] "¿Acaso Yavé, decían, sólo hablará por medio de Moisés? ¿No habló también por nuestro intermedio? Y Yavé lo oyó. [3] Ahora bien, Moisés era un hombre muy humilde. No había nadie más humilde que él en la faz de la tierra. [4] De repente Yavé les dijo a Moisés, Aarón y Miriam: "¡Salgan los tres del campamento y vayan a la Tienda de las Citas!" Salieron pues los tres. [5] Entonces Yavé bajó en la columna de nube y se puso a la entrada de la Tienda. Llamó a Aarón y a Miriam; quienes se acercaron. [6] Yavé les dijo entonces: "Oigan bien mis palabras: Si hay en medio de ustedes un profeta me manifiesto a él por medio de visiones y sólo le hablo en sueños. [7] Pero no ocurre lo mismo con mi servidor Moisés; le he confiado toda mi Casa [8] y le hablo cara a cara. Es una visión clara, no son enigmas; él contempla la …

Mateo (14 ) 1-36

LA MUERTE DE JUAN BAUTISTA (MC 6,14; LC 9,7) [1] Por aquel tiempo, la fama de Jesús había llegado hasta el virrey Herodes. [2] Y dijo a sus servidores: «Éste es Juan Bautista; Juan ha resucitado de entre los muertos y por eso actúan en él poderes milagrosos.» [3] En efecto, Herodes había ordenado detener a Juan, lo había hecho encadenar y encerrar en la cárcel, a causa de Herodías, esposa de su hermano Filipo. [4] Porque Juan le decía: «La Ley no te permite tenerla como esposa.» [5] Herodes quería matarlo, pero tenía miedo de la gente, que consideraba a Juan como un profeta. [6] En eso llegó el cumpleaños de Herodes. La hija de Herodías salió a bailar en medio de los invitados, y le gustó tanto a Herodes, [7] que le prometió bajo juramento darle todo lo que le pidiera. [8] La joven, a instigación de su madre, le respondió: «Dame aquí, en una bandeja, la cabeza de Juan Bautista.» [9] El rey se sintió muy molesto, porque se había comprometido bajo juramento en presencia de los invitad…

Hebreos 10

EL ANTIGUO TESTAMENTO CONTIENE LAS FIGURAS DEL NUEVO
[1] La religión de la Ley tiene una sombra de los bienes por venir, pero no la verdadera figura de las cosas. Por eso no puede llevar a la perfección mediante los sacrificios a los que vuelven a ofrecerlos año tras año. [2] De otro modo quedarían puros de una vez gracias a su culto; ya no se sentirían culpables de ningún pecado y dejarían de ofrecer sus sacrificios. [3] Pero no, cada año estos sacrificios recuerdan sus pecados; [4] es que la sangre de los toros y de los chivos no tiene valor para quitar los pecados. [5] Por eso, al entrar Cristo en el mundo dice: Tú no quisiste sacrificios ni ofrendas, sino que me formaste un cuerpo. [6] No te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado, [7] entonces dije: Aquí estoy yo, oh Dios, como en un capítulo del libro está escrito de mí, para hacer tu voluntad. [8] Comienza por decir: No quisiste sacrificios ni ofrendas, ni te agradaron holocaustos o sacrificios por el pecad…

Miqueas 5: 1-14

[1] Pero tú, Belén Efrata, aunque eres la más pequeña entre todos los pueblos de Judá, tú me darás a aquel que debe gobernar a Israel: su origen se pierde en el pasado, en épocas antiguas. [2] Por eso, si Yavé los abandona es sólo por un tiempo, hasta que aquella que debe dar a luz tenga su hijo. Entonces el resto de sus hermanos volverá a Israel. [3] El se mantendrá a pie firme y guiará su rebaño con la autoridad de Yavé, para gloria del Nombre de su Dios; vivirán seguros, pues su poder llegará hasta los confines de la tierra. [4] El mismo será su paz. Cuando Asiria invada nuestra tierra y pise nuestro suelo, le opondremos siete pastores, ocho de nuestros jefes. [5] Con su espada dominará a Asiria, sus armas someterán la tierrra de Nemrod. Así nos librará de los asirios cuando invadan nuestro territorio y traspasen nuestras fronteras. [6] Entonces el resto de Jacob será en medio de numerosos pueblos como rocío enviado por Yavé, como gotas de lluvia sobre el pasto, pues ya no esperar…

Hebreos

1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13

Gálatas

[1] Ahora yo digo: mientras el hijo del dueño de casa es aún niño, no tiene ninguna ventaja sobre los esclavos, a pesar de que es dueño de todos ellos. [2] Está sometido a quienes lo cuidan o se encargan de sus asuntos hasta la fecha fijada por su padre. [3] De igual modo también nosotros, pasamos por una etapa de niñez, y estuvimos sometidos a las normas y principios que rigen el mundo. [4] Pero, cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, que nació de mujer y fue sometido a la Ley, [5] con el fin de rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que así recibiéramos nuestros derechos como hijos. [6] Ustedes ahora son hijos, por lo cual Dios ha mandado a nuestros corazones el Espíritu de su propio Hijo que clama al Padre: ¡Abbá! o sea: ¡Papá! [7] De modo que ya no eres esclavo, sino hijo, y siendo hijo, Dios te da la herencia. [8] En otros tiempos no conocían a Dios y sirvieron a los que no son dioses; [9] pero si ahora conocen a Dios o, más bien, Dios los ha conocid…

MATEO

Mateo 1

Imagen