Salmo 72:1-2, 7-8, 10-13

[1] Oh Dios, comunica al rey tu juicio, y tu justicia a ese hijo de rey, [2] para que juzgue a tu pueblo con justicia y a tus pobres en los juicios que reclaman. [3] Que montes y colinas traigan al pueblo la paz y la justicia. [4] Juzgará con justicia al bajo pueblo, salvará a los hijos de los pobres, pues al opresor aplastará. [5] Durará tanto tiempo como el sol, como la luna a lo largo de los siglos. [6] Bajará como la lluvia sobre el césped, como el chubasco que moja la tierra. [7] Florecerá en sus días la justicia, y una gran paz hasta el fin de las lunas. [8] Pues domina del uno al otro Mar, del Río hasta el confín de las tierras. [9] Ante él se arrodillará su adversario, y el polvo morderán sus enemigos. [10] Los reyes de Tarsis y de las islas le pagarán tributo; los reyes de Arabia y de Etiopía le harán llegar sus cuotas. [11] Ante él se postrarán todos los reyes, y le servirán todas las naciones. [12] Pues librará al mendigo que le clama, al pequeño, que de nadie tiene apoyo; [13] él se apiada del débil y del pobre, él salvará la vida de los pobres;

Comentarios