Isaías 56, 1 - 12

Isaías 55 ▬▬▬ Isaías 57

-

TERCERA PARTE DEL LIBRO DE ISAIAS DIOS LLAMA A TODOS

[1] Así dice Yavé: Actúen correctamente y hagan siempre lo debido, pues mi salvación se viene acercando y mi justicia está a punto de aparecer. [2] Feliz el hombre que siempre se comporta así, sin desmayar, que se fija en no profanar el sábado y trata de no hacer algo malo. [3] Que el extranjero, que se ha puesto al lado de Yavé, no diga: «Con toda certeza Yavé me dejará afuera de su pueblo.» Ni tampoco afirme el castrado: «Yo no soy más que un árbol seco.» [4] Pues esto dice Yavé a los castrados que observan sus sábados, que hacen lo que le gusta y que no faltan a su compromiso con él: [5] «Les daré dentro de los muros de mi Casa un lugar y una consideración que tendrán más valor que hijos e hijas; les daré una fama que nunca se olvidará.» [6] Y a los extranjeros que se han puesto de parte de Yavé, para obedecerle, amar su Nombre y ser sus servidores, que tratan de no profanar el sábado y que cumplen fielmente su compromiso conmigo, [7] los llevaré a mi cerro santo y haré que se sientan felices en mi Casa de oración. Serán aceptados los holocaustos y los sacrificios que hagan sobre mi altar, ya que mi casa será llamada Casa de oración para todos los pueblos. [8] Esto dice el Señor Yavé, que reúne a todos los israelitas que estaban dispersos: Agregaré todavía más gente a todos los que ya se habían juntado.

REPROCHES CONTRA LOS MALOS PASTORES:

[9] Animales del campo y de la selva, acérquense a devorar. [10] ¡Esos cuidadores están todos ciegos, no saben nada! Son todos como perros mudos, que no pueden ladrar. Tendidos en sus lechos, no hacen más que dormir y soñar. [11] A pesar de que hacen de pastores, son perros hambrientos que no se llenan con nada. Son gente incapaz de comprender. Cada uno sigue su propio camino, o busca su propio interés: [12] «¡Vengan!, voy a ir a buscar vino; o mejor, emborrachémonos con licor, pues mañana será como hoy o tal vez habrá mucho más!»

Photobucket

[1] La ley judía, atenta a consideraciones propias de su tiempo, excluía de las asambleas religiosas tanto a los extranjeros, en determinadas condiciones, como a los eunucos, es decir, a los hombres castrados. El profeta manifiesta que dichas exclusiones de ninguna manera pueden valer para Dios.

[9] Son poemas contra los jefes de Judá y contra la idolatría, muy parecidos a los de Jeremías.

Isaías 55 ▬▬▬ Isaías 57

Home

Comentarios