Isaías 46, 1 - 13

Isaías 45 ▬▬▬ Isaías 47

DIFERENCIA ENTRE DIOS Y LOS DIOSES FALSOS

[1] ¡Bel se desploma y Nebo se derrumba! Sus ídolos son puestos sobre bestias de carga, sus objetos sagrados son un peso para las bestias cansadas. [2] Se desploman y se caen junto con éstas, incapaces de salvar a las que los transportan. Ellos también van al cautiverio. [3] «Escúchenme, gente de Jacob, todos los que sobreviven de Israel: a los que crié desde su nacimiento y de los que me hice cargo desde el seno materno. [4] Hasta su vejez yo seré el mismo, y los apoyaré hasta que sus cabellos se pongan blancos. He cargado con ustedes, y seguiré haciéndolo, los sostendré y los libertaré. [5] ¿Con quién podrán compararme o equipararme? ¿Encontrarán uno igual o semejante a mí? [6] Pero la gente saca el oro de su cartera y lo pesan, con la plata, en la balanza. Le pagan a un joyero para que les haga un dios al que adoran y delante del cual se tiran al suelo. [7] Se lo echan al hombro y lo llevan, después lo colocan donde va a quedar, y allí está sin que se mueva de su sitio. Por más que le hablan, no responde y a nadie salva de la ruina. [8] Recuerden esto y tengan vergüenza, reflexionen en su corazón, pecadores. [9] Recuerden las cosas que pasaron antiguamente. Yo soy Dios y no hay otro igual, soy Dios y no hay nada divino fuera de mí. [10] Yo anuncio desde el principio lo que va a venir, y de antemano, lo que no se ha cumplido todavía. Yo digo, y mis planes se cumplen, y todo lo que quiero se realizará. [11] Llamo desde el Este a un ave de rapiña, llamo de una tierra lejana, al hombre que está en mis proyectos. Tal como lo he pensado, así lo haré; como lo he planeado, así lo ejecutaré. [12] Oiganme, ustedes, que no piensan en nada y que están tan ajenos a mi salvación. [13] Mi victoria ya se aproxima, ya llega, y mi salvación no se demorará más. Instalaré mi salvación en Sión, y daré a Israel la grandeza.»

Photobucket

[9] Hay que leer aparte el trozo 9-20, que probablemente fue colocado aquí, aunque procedente de otra mano: es una burla de los fabricantes de ídolos que leemos casi idéntica en otros lugares. Pero nunca será de más denunciar nuestros ídolos y purificarnos de ellos (52,11). Como si no bastarán todos los ídolos que sigue fabricando nuestra sociedad a la medida de sus progresos técnicos, también están las criaturas y los dones de Dios a los que tanto preciamos, que ya se nos va faltando la sed de Dios. Hasta la Iglesia pude volverse un ídolo para quienes la tienen en sus manos. Ver el comentario de Is 30,22 y Jer 2,13.

Isaías 45 ▬▬▬ Isaías 47

Home

Comentarios