Siracides 35


[1].El que observa la Ley hace más que multiplicar las ofrendas; apegarse a los mandamientos es ofrecer un sacrificio de comunión. [2].Un acto generoso es una ofrenda de harina pura, la limosna es un sacrificio de alabanza.
[3].Lo que agrada al Señor es que uno se aleje del mal; ¡no hay sacrificio de expiación más hermoso que huir de la injusticia!
[4].Pero no debes presentarte ante el Señor con las manos vacías: todos esos sacrificios te han sido prescritos.
[5].Cuando el justo presenta su ofrenda, la grasa es para el altar, pero el buen olor sube hasta el Altísimo. [6].El sacrificio del justo es bien acogido, el Señor no se olvidará de él.
[7].Glorifica al Señor con un corazón generoso, ofrece sin regatear los primeros frutos de tu trabajo.
[8].Cada vez que das, muestra una cara alegre, siéntete feliz de presentar tus diezmos. [9].Da al Altísimo como te ha dado, de todo corazón y según tus medios; [10].porque el Señor devuelve la mano; te dará siete veces más.

LA JUSTICIA DIVINA

[11].No trates de comprar sus favores, no lo aceptará; tu ofrende de algo mal adquirido de nada te servirá. [12].Porque el Señor es el juez, y no hace favoritismo.
[13].El nunca recibirá mal al pobre, escuchará la oración del oprimido. [14].No menospreciará la súplica del huérfano ni los gemidos de la viuda. [15].Cuando las lágrimas de la viuda corren por sus mejillas, ¿su llanto no está acusando acaso al que la hace llorar?
[16]. El que adora a Dios con todo su corazón encontrará buena acogida, su clamor llegará hasta el cielo. [17].La oración del humilde atravesará las nubes, no se consolará hasta que no sea escuchado. [18].No se desistirá, será necesario que el Altísimo se ocupe de él, que el Señor intervenga en favor de los justos.
[19].Pero el Señor no tardará; no hará demorar la espera. [20].Les pegará en los riñones a los que no tienen piedad y se vengará de las naciones. [21].Exterminará a la multitud de los violentos y destruirá el poder de los injustos.
[22].Al final le dará a cada uno según lo que merece, conforme a sus actos y a sus intenciones. [23].Hará justicia a su pueblo y su pueblo se alegrará de su misericordia.
[24].¡Su misericordia será tan bienvenida en momentos de angustia como lo son las nubes después de una sequía!

Comentarios