Siracides 7


CONSEJOS VARIOS

[1].No hagas el mal y el mal no te sorprenderá. [2].Apártate de la mala acción, y ella te dejará. [3].Hijo mío, no siembres en los senderos del mal: podrías cosechar siete veces más.
[4].No pidas al Señor un puesto de dirigente, ni al rey un puesto de honor. [5].No te hagas pasar por justo ante el Señor, ni por sabio ante el rey. [6].No aspires a tener un puesto de responsabilidad si no eres lo bastante fuerte para arrancar de raíz la injusticia: te dejarás intimidar por un poderoso y perderás tu integridad.
[7].No ofendas a la asamblea de la ciudad ni pierdas la confianza de la población.
[8].No cometas dos veces el mismo pecado: basta con uno para que seas castigado. [9].No digas: "Dios tomará en cuenta mis numerosas ofrendas; se las presentaré al Altísimo y las aceptará". [10].Más bien ora con fuerza y no dejes de dar limosna.
[11].No te burles del que ha sido humillado: hay alguien que humilla y que ensalza.
[12].No mientas a costa de tu hermano, ni mientas a costa de tu amigo. [13].Aléjate de cualquier clase de mentira: nada de bueno saldrá de eso. [14].No hables a tontas y a locas en la asamblea de los ancianos, ni multipliques las palabras en tu oración.
[15].No menosprecies las actividades penosas, ni el trabajo del campo instituido por el Altísimo.
[16].No te juntes con el grupo de los pecadores, acuérdate que la Cólera no tarda.
[17].No te creas más de lo que eres: el que vive sin Dios será castigado por el fuego y los gusanos.
[18].No cambies un amigo por la plata, ni un verdadero hermano por el oro fino.
[19].No te separes de una esposa sabia y buena; una esposa amable vale más que el oro. [20].No maltrates al doméstico que trabaja como debe, ni al asalariado que no pierde su tiempo. [21].Ama al esclavo inteligente como a ti mismo: le darás su libertad. [22].¿Tienes rebaños? Cuídalos. Si te dan ganancias, no te deshagas de ellos.
[23].¿Tienes hijos? Edúcalos y enséñales a obedecer desde su niñez. [24].¿Tienes hijas? Cuida su virginidad, no seas demasiado indulgente con ellas. [25].Casa a tu hija y habrás arreglado un importante asunto, pero entrégasela a un hombre inteligente. [26].¿Tienes una mujer según tu corazón? No te separes de ella. Pero no confíes en la que ves con malos ojos.
[27].Honra a tu padre con todo tu corazón; no olvides nunca que tu madre sufrió por ti. [28].Acuérdate que por ellos tu naciste: ¿qué les darás por todo lo que te dieron?
[29].Rinde homenaje al Señor con toda tu alma, y respeta a sus sacerdotes. [30].Ama con todas tus fuerzas al que te ha creado, y no abandones a sus ministros. [31].Teme al Señor y honra al sacerdote; dale su parte como se te ha mandado: las primeras cosechas de tu campo, el sacrificio por el pecado, el lomo de las víctimas, las ofrendas santas y las primicias de las cosas sagradas.
[32].Tiéndele al pobre una mano generosa, y recibirás del Señor una bendición. [33].Que los vivos reciban tus buenas obras y no olvides a los muertos.
[34].No te apartes de los que lloran, sufre con los que tienen pena.
[35].No te olvides de visitar al enfermo: ese tipo de cosas hará que se te quiera.
[36].En todo lo que hagas acuérdate de tu fin y nunca pecarás.

Comentarios