Lucas 21


LA OFRENDA DE LA VIUDA
[1] Jesús levantó la mirada y vio a unos ricos que depositaban sus ofrendas en el arca del tesoro del Templo. [2] Vio también a una viuda muy pobre que echaba dos moneditas. [3] Entonces dijo: «En verdad les digo que esa viuda sin recursos ha echado más que todos ellos, [4] porque estos otros han dado de lo que les sobra, mientras que ella, no teniendo recursos, ha echado todo lo que tenía para vivir.»
JESÚS PREDICE LA DESTRUCCIÓN DE JERUSALÉN
[5] Como algunos estaban hablando del Templo, con sus hermosas piedras y los adornos que le habían sido regalados, [6] Jesús les dijo: «Mírenlo bien, porque llegarán días en que todo eso será arrasado y no quedará piedra sobre piedra.» [7] Le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo sucederá eso, y qué señales habrá antes de que ocurran esas cosas?» [8] Jesús contestó: «Estén sobre aviso y no se dejen engañar; porque muchos usurparán mi nombre y dirán: Yo soy el Mesías, el tiempo está cerca. No los sigan. [9] No se asusten si oyen hablar de guerras y disturbios, porque estas cosas tienen que ocurrir primero, pero el fin no llegará tan de inmediato.» [10]Entonces Jesús les dijo: «Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. [11] Habrá grandes terremotos, pestes y hambre en diversos lugares. Se verán también cosas espantosas y señales terribles en el cielo. [12] Pero antes de que eso ocurra los tomarán a ustedes presos, los perseguirán, los entregarán a los tribunales judíos y los meterán en sus cárceles. Los harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre, [13] y ésa será para ustedes la oportunidad de dar testimonio de mí. [14] Tengan bien presente que no deberán preocuparse entonces por su defensa. [15] Pues yo mismo les daré palabras y sabiduría, y ninguno de sus opositores podrá resistir ni contradecirles. [16] Ustedes serán entregados por sus padres, hermanos, parientes y amigos, [17] y algunos de ustedes serán ajusticiados. [18] Serán odiados por todos a causa de mi nombre. Con todo, ni un cabello de su cabeza se perderá. [19] Manténganse firmes y se salvarán. [20] Cuando vean a Jerusalén rodeada por ejércitos, sepan que muy pronto será devastada. [21] Los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén dentro de la ciudad, que salgan y se alejen; y los que estén en los campos, que no vuelvan a la ciudad. [22] Porque esos serán los días en que se rendirán cuentas, y se cumplirán todas las cosas que fueron anunciadas en la Escritura. [23] ¡Pobres de las mujeres embarazadas o que estén criando en esos días! Porque una gran calamidad sobrevendrá al país y estallará sobre este pueblo la cólera de Dios. [24] Morirán al filo de la espada, serán llevados prisioneros a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por las naciones hasta que se cumplan los tiempos de las naciones.

VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE
[25] Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y por toda la tierra los pueblos estarán llenos de angustia, aterrados por el estruendo del mar embravecido. [26] La gente se morirá de espanto con sólo pensar en lo que va a caer sobre la humanidad, porque las fuerzas del universo serán sacudidas. [27] Y en ese preciso momento verán al Hijo del Hombre viniendo en la Nube, con gran poder e infinita gloria.

» LAS SEÑALES DE LOS TIEMPOS
[28] «Cuando se presenten los primeros signos, enderécense y levanten la cabeza, porque está cerca su liberación.» [29] Y Jesús propuso esta comparación: «Fíjense en la higuera y en los demás árboles. [30] Cuando echan los primeros brotes, ustedes saben que el verano ya está cerca. [31] Así también, apenas vean ustedes que suceden las cosas que les dije, sepan que el Reino de Dios está cerca. [32] Yo les aseguro que no pasará esta generación hasta que todo eso suceda. [33] El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. [34] Cuíden de ustedes mismos, no sea que una vida materializada, las borracheras o las preocupaciones de este mundo los vuelvan interiormente torpes y ese día caiga sobre ustedes de improviso, [35] pues se cerrará como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra. [36] Por eso estén vigilando y orando en todo momento, para que se les conceda escapar de todo lo que debe suceder y estar de pie ante el Hijo del Hombre.» [37]Durante el día Jesús enseñaba en el Templo, y luego salía e iba a pasar la noche al aire libre al monte de los Olivos. [38] Y desde muy temprano todo el pueblo acudía donde él al Templo para escucharlo.
Photobucket

[5] Ver el comentario de Mc 13,1 y Mt 24,1.Porque una gran calamidad sobrevendrá al país (23). Lucas anuncia con más claridad que Mateo y Marcos la destrucción de la nación judía.Hasta que se cumplan los tiempos de las naciones (24). Lucas distingue dos etapas de la historia. Una corresponde al Antiguo Testamento, y es el tiempo en que la Historia Sagrada pareciera confundirse con la historia de Israel. Pero, después de Jesús, empiezan los tiempos de las naciones. La destrucción de la nación judía y la dispersión de sus habitantes inaugura esta otra etapa en que la Historia Sagrada será principalmente la de la evangelización y la humanización de las naciones por la Iglesia. Estos tiempos del Nuevo Testamento se terminarán con la gran crisis que pondrá fin a toda la historia humana.


[34] Cuiden de ustedes mismos. Después de hablar del pronto fin de Jerusalén (v. 28-32), Lucas habla del día en que concluirá la historia humana con la venida de Cristo Juez (v. 34-36). Una vez más nos invita a estar despiertos y a orar, a quedarnos despiertos para la oración nocturna. Las comunidades cristianas deben tener vigilias de oración mientras el mundo duerme (ver Ef 6,18).Para estar de pie: para que se les conceda escapar del error y los engaños en las grandes pruebas que van a preceder la venida de Cristo (2 Tes 2,9; Tes 3,13). El Padrenuestro expresa la misma inquietud de los que esperan la venida del Reino: no nos dejes caer en la prueba.En realidad, la oración continua de día y de noche hace mucho más que prevenir las posibles caídas: es una de las tantas formas con que podemos cooperar con el plan divino. Muchas veces en la historia se ha visto su eficacia para apresurar liberaciones y adelanta la venida del Señor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Siracides 13