Éxodo 21, 1 - 37

[1] Les dictarás estas leyes: [2] Si compras un esclavo hebreo, te servirá seis años: el séptimo saldrá libre sin pagar rescate. [3] Si entró solo, saldrá solo. Si tenía esposa, ella también quedará libre lo mismo que él. [4] Si su patrón le dio la mujer de la que tiene hijos, éstos y la madre serán del patrón y él saldrá solo. [5] Si el esclavo dice: «Estoy feliz con mi patrón, con mi esposa y mis hijos, no quiero salir libre solo», [6] el dueño lo llevará ante Dios y acercándolo a los postes de la puerta de su casa le horadará la oreja con su punzón y este hombre quedará a su servicio para siempre. [7] Si un hombre vende a su hija como esclava, ésta no recuperará su libertad como hace cualquier esclavo. [8] Si la joven no agrada a su dueño que debía tomarla por esposa, el dueño aceptará que otro la rescate; pero no la puede vender a un extranjero, en vista de que la ha traicionado. [9] Si la casa con su hijo, le dará el trato de una joven libre. [10] Si se casa con ella y, después, con otra, no le disminuirá a la primera ni el vestido ni los derechos conyugales. [11] Fuera de estos tres casos, la joven saldrá libre, sin pagar nada. [12] El que hiera a otro y lo mate, morirá. [13] Si causó la muerte del otro sin intención de matarlo, solamente porque Yavé dispuso así el accidente, tendrá que refugiarse en el lugar que yo te señalaré. [14] Pero si alguien ataca a su prójimo y lo mata por traición, hasta de mi altar lo arrancarás para matarlo. [15] El que le pegue a su padre o a su madre, muera sin remedio. [16] El que rapte a una persona, la haya vendido o esté en su posesión, muera sin remedio. [17] El que maldiga o trate sin respeto a su padre o su madre morirá. [18] Si dos hombres se pelean y uno hiere al otro con una piedra o con el puño, pero no muere, sino que, después de guardar cama, [19] puede levantarse y andar por la calle apoyado en un bastón, el que le hirió no será culpado, pero pagará sus jornales perdidos hasta que su recuperación completa. [20] Si un hombre golpea a su esclavo o esclava con un palo, si mueren en sus manos, será reo de crimen. [21] Mas si sobreviven uno o dos días no se le culpará, porque le pertenecían. [22] Si unos hombres, en el curso de una pelea, dan un golpe a una mujer embarazada provocándole un aborto, sin que muera la mujer, serán multados conforme a lo que imponga el marido ante los jueces. [23] Pero si la mujer muere, pagarán vida por vida, [24] ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, [25] quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe. [26] Si un hombre ha herido el ojo de su esclavo o esclava, dejándolo tuerto, le dará la libertad a cambio del ojo que le sacó. [27] Si le hace saltar un diente, lo dejará libre también a cambio de su diente. [28] Si un buey cornea a un hombre o a una mujer y los mata, será muerto a pedradas. Su carne no podrá comerse, pero el dueño del buey quedará libre. [29] Mas si el buey corneaba de tiempo atrás, y su dueño aun advertido no lo vigiló, y ese buey mata a un hombre o a una mujer, será muerto a pedradas, y su dueño también morirá. [30] Si los jueces le imponen solamente una multa, dará a cambio de su vida todo cuanto le impongan. [31] Si cornea a un muchacho o a una muchacha, se seguirá la misma norma. [32] Si lo hace a un esclavo o a una esclava, se pagarán treinta siclos de plata al dueño de ellos, y el buey morirá apedreado. [33] Si uno deja abierto un pozo, o si no tapa el pozo que está cavando, y luego cae en él un buey o un burro, [34] el propietario del pozo pagará al dueño de los animales el precio en dinero, pero el animal muerto será suyo. [35] Si el buey de uno cornea al buey de otro, causándole la muerte, venderán el vivo, repartiéndose el precio; del mismo modo se repartirán el buey muerto. [36] Mas si era notorio que el buey corneaba desde tiempo atrás, y su dueño no lo vigiló, pagará buey por buey, y el muerto será suyo. [37] Si uno roba un buey o una oveja y los mata o vende, pagará cinco bueyes por un buey y cuatro ovejas por una.

Comentarios